Coimbra es la ciudad del Fado y de la Universidad. Los encantadores locales repartidos por el casco histórico de la ciudad le regalan a Coimbra las mejores y más melancólicas noches de Fado. Del mismo modo, una ciudad con 20.000 estudiantes vestidos al estilo «Harry Potter» con sus togas negras hacen de Coimbra una ciudad mágica.

Plaza 8 de mayo. Iglesia de Santa Cruz

En Coimbra hicimos la tercera y última parada de nuestro viaje al país luso en agosto de 2011. Su cercanía a la ciudad de Oporto, nuestra ciudad diana, supuso detenernos durante dos días en esta ciudad en la que las noches suenan a guitarras portuguesas y a voces tristes de cantantes de Fado.

¿Dónde nos alojamos?

En Coimbra nos alojamos en el Hotel Dona Ines en una habitación doble por 65 € (iva y desayuno incluido). El Hotel está muy bien, aunque está un pelín lejos de zona histórica de la ciudad. En Coimbra no hay ningún problema de aparcamiento en la zona histórica. Por tanto, si es esta tu principal preocupación para buscar alojamiento, no es necesario irte lejos del centro histórico. Si regresase a Coimbra buscaría otras opciones mejor situadas.

¿Dónde comer o beber?

A continuación os muestro la relación de lugares dónde picamos algo y si os lo recomiendo o no.

  • Fangas Mercería & Bar, en el centro histórico. Este pequeño y acogedor bar-restaurante te invita a degustar los mejores vinos y aperitivos preparados con los mejores productos portugueses. 1 tosta de queso de la Sierra de Estela, 1 pudin de legumbres, 1 requesón con dulce de calabaza, 2 postres exquisitos y 2 copas de vino, 20 €. Luisa te servirá como nadie con toda la dulzura del mundo. Es un lugar que te recomiendo encarecidamente.
  • Porta larga, en Rua Das Padeiras, 8, junto a la Plaza 8 de mayo. 2 típicos bocatas de cochinillo asado (sandes de leitao) con 2 bebidas y 1 agua, 14 €. Te lo recomiendo por lo peculiar del sitio y el buen sabor del bocata.
  • Café Santa Cruz. Es una antigua capilla. El café ofrece con frecuencia Fado (entrada libre). Nosotros estuvimos en uno de ellos. No fue nada romántico, tal vez porque esperaba a Dulce Pontes, la más «dulce» cantante de Fado de todos los tiempos. A mí personalmente me encabta oirla. La vi una vez en directo y fue algo realmente hermoso. Te lo recomiendo.
Café Santa Cruz

Zé Neto. Recomendada por la Lonely Planet pero no por nosotros. La pésima calidad de la corvina y sobre todo del bacalao (tiene fama este lugar por ello), así como el elevado precio (creo que es por ser recomendado por la «Loly») comparado con los locales de al lado (que posiblemente sean de mayor calidad y, seguro por que lo comprobé, mitad de precio), me sugieren no recomendártelo bajo ningún concepto.

Tapas Cervejaria. En lo más alto de Coimbra, pasando el ascensor. Una buena ración de gambas y cangrejos, servidos por un muy agradable camarero, 17´60 €. Recomendable. Aquí vi uno de los rostros de hombres más interesantes (fotográficamente hablando) que he visto en toda mi vida.

¿Qué visitamos?

Barrio Alto. El acceso más pintoresco es por el Arco de Almedina, la resistente puerta morisca de la ciudad.

Arco de Almedina

La catedral vieja de Coimbra, Se Velha, está considerada como una de los mejores ejemplos de arquitectura románica de Portugal. El rey Alfonso Enríquez decidió su construcción en la época en que Coimbra era la capital de Portugal, en la frontera del mundo cristiano y el mundo musulmán, lo que explica su aspecto de fortaleza y su decoración simple.

Se Velha

Una visita a Coimbra no estaría completa sin visitar la Universidad. La Velha Universidad se compone de un conjunto de edificios que datan del siglo XVI ubicados en un patio dominado por la famosa Torre del Reloj de estilo barroco y la estatua de Joao III. Frente a la torre está la capilla de San Miguel y la Biblioteca Joanina, un edificio magnífico de estilo barroco, ahora sí, de visita obligada, y donde no se pueden hacer fotos, y que cuenta con más de 300.000 libros al estilo «Harry Potter» sobre leyes, filosofía y técnología. Su estilo es marcadamente rococó, siendo reconocida como una de las más originales y espectaculares bibliotecas barrocas europeas. El acceso a la biblioteca y capilla cuesta 5 €/persona.

Patio de la Universidad
Patio del reloj
Puerta de la capilla San Miguel

La Iglesia de Santa Cruz, situada junto al emblemático Café Santa Cruz, en la plaza 8 de mayo, traslada al visitante a la época renacentista y manuelina. Es una visita obligada.

El Jardín botánico, de 13,5 ha. de extensión es una visita obligada para los amantes de la botánica. Plantas tropicales, narcisos, coníferas, leguminosas, rosaceas… dan frescor y color a este espacio verde. El herbario comprende cerca de 1 millón de especímenes originarios de todo el mundo.

Ahora bien, para conocer Coimbra hay que perderse por sus calles. Ir empujando un cochecito con una criatura de casi 10 kg. no es fácil por esta ciudad de enormes cuestas, pero… la ocasión lo merece. Coimbra es, sencillamente, otro los rinconcitos mágicos de Portugal que permanecerá para siempre en mi memoria.