Hace unos días os hablaba de nuestras dos primeras visitas en Copenhague, Rådhuspladsen y Strøget. Hoy os hablaré de tres de los mayores atractivos de la ciudad, el Canal de Nyhavn, el Parque Churchill y el Palacio Amalienborg. En este mapa puedes ver dónde se ubican.

El Canal de Nyhavn

Sin duda, uno de los momentos más esperados del viaje a Copenhague era la visita al canal de Nyhavn. La combinación de fuertes colores de sus casas y el enorme ambiente que se respira en las terrazas de los bares y restaurantes de sus plantas bajas hacen de Nyhavn uno de los lugares más populares y bonitos de Copenhague.

En el canal quedan aun veleros muy antiguos que le otorgan un ambiente bastante pintoresco. A mí personalmente fue lo que más me impresionó y gustó de la ciudad.

Canal de Nyhavn, en Copenhague. Panorámica dos fotogramas
Canal de Nyhavn, en Copenhague.
El Canal de Nyhavn 

Fue construido en el siglo XVII con la idea de facilitar una vía de entrada a la mercancia procedente del mar hasta el mercado de la capital danesa. Por aquel entonces sus burdeles y bares eran bastante frecuentados por los marineros.

En este video de poco más de 30 segundos puedes ver algo más del Canal de Nyhavn.

Parque Churchill (Churchill Parken)

Continuamos nuestra visita a la ciudad acercándonos hasta el Parque Churchill, donde se encuentra la escultura de bronce que se ha convertido en un símbolo de Copenhague, La Sirenita, el monumento más visitado de la ciudad.

Antes, nos detuvimos frente al Dannebrog, el barco de la familia real danesa. No es que esté suscrito a la revista Hola, Pronto o Semana, ni que sea mucho de realezas, pero he de reconocer que con el movimiento que había a bordo curioseé a ver si andaba por ahí la Reina de Dinamarca.

Dannebrog, el barco de la familia real danesa

Churchill Parken es una zona muy apacible para pasear por la tarde. Además de la Sirenita, en él se encuentra la Fuente de Gefion que representa a la diosa Gefion (Gefjun) de la mitología escandinava.

Fuente de Gefion, Copenhague
Fuente de Gefion 

Cuenta la leyenda que el rey sueco Gylfi prometió a Gefjun la tierra que pudiese arar en una noche. Gefjun convirtió a sus hijos en bueyes y a la mañana siguiente habían arado una tierra que separaron del continente y que colocaron en el mar: la isla Selandia.

Junto a la fuente de Gefion se encuentra la impresinante Iglesia de San Albano, sede de la comunidad anglicana de Copenhague.

Iglesia de San Albano, Copenhague
Vistas de la Iglesia de San Albano desde el lago.

Continuando hacia el norte del parque por la costa tomando el bonito paseo de Langelinie llegamos al lugar en el que se encuentra La Sirenita. Su escultor, Edvard Eriksen, se inspiró en la protagonista del cuento de hadas escrito en 1837 por Hans Christian Andersen. Con todo el respeto del mundo a los entendidos en el tema, a mí personalmente no me inspiró la escultura, pero sí el agradable paseo con el que nos obsequió aquella tarde la ciudad de Copenhague.

La Sirenita, símbolo de Copenhague
La Sirenita y los actos vandálicos 

La pobre Sirenita ha sido víctima de multitud de ataques vandálicos, llegándose a destruir con explosivos, a ser decapitada, mutilada y manchada con pintura.

Nuestra última visita en Churchill Parken fue la fortaleza de Kastellet, una continuación del anillo de bastiones amurallados que rodean a Copenhague. Hoy día Kastellet se utiliza como parque público, aunque alberga diversas actividades militares.

Kastellet, Copenhague

El Palacio de Amalienborg en Copenhague

Tras el agradable paseo por Churchill Parken, ya de regreso a casa, llegamos al Palacio de Amalienborg, lugar de residencia de la familia real danesa desde finales del siglo XVIII. Está formado por cuatro palacetes de estilo rococó entorno a una bonita plaza octogonal que luce la gran estatua ecuestre de Federico V.

Coincidió nuestra visita con uno de los cambios de guardia. No lo teníamos planificado, pero resultó curioso verlo, máxime con esos soldados bien uniformados y con gorros altos de piel. Dicen que el cambio de guardia es a las 12:00 h. Nosotros llegamos sobre las 20:00 h y pudimos verlo también. En este video puedes ver el Cambio de Guardia en el Palacio Amalienborg en Copenhague.

Palacio Amalienborg, Copenhague. Panorámica dos fotogramas

Fin de nuestro primer día en la ciudad. Nyhavn, Churchill Parken y el Palacio Amalienborg pusieron el broche de oro a nuestro primer día en Copenhague. Mañana nos esperaba un duro pero divertido día en la ciudad. Visitaríamos el Parque de atracciones Tivoli, uno de los más viejos y pintorescos parques de atracciones del mundo. Antes, nos acercaríamos hasta la comuna hippy Cristiania y después hasta el monumental Palacio Rosenborg. ¡Ya os contaré!

Listado de hoteles en Copenhague

Índice del viaje a Copenhague y Estocolmo:

— Animaros a comentar este artículo y a seguirme en Facebook, Twitter, YouTube y Google+. También puedes suscribirte al blog para que te lleguen las novedades directamente a tu correo electrónico. —