Espacio Natural de Doñana

Parque Nacional y Natural de Doñana

Y quién no ha oido hablar de Doñana… Hay tanto escrito de ella (más de 1.600.000 resultados si introduces la palabra en Google) que no tendría mucho sentido hablar en este artículo de lo mismo de siempre: que si Doñana es la mayor reserva ecológica de Europa, la importancia de su conservación, que pertenece en su mayor parte a la provincia de Huelva, la presencia de lince ibérico o de águila imperial, que posee tantas hectareas, que antes se le llamaba «Coto de Doñana«… Por ello, hoy me limitaré exclusivamente a contaros mi experiencia aquí durante más de 30 años además de daros a conocer aquellos rincones imprescindibles a visitar en este paraiso de la biodiversidad en el que he sentido algunas de las mayores emociones de toda mi vida.

LAS MAYORES EXPERIENCIAS EN DOÑANA

Entrañables y emocionantes momentos… El mejor fue este, junto a la lince Esperanza, allá por el 2001, cuando contaba con escasos meses de edad. Es una vacilada mostraros esta foto, pero no he podido evitarlo.

… o este otro; durante una de las jornadas de transporte o traslocación de flamencos.

La mayoría de ellos junto al maestro Luis, de quién tanto aprendí en la marisma de Doñana…

USOS TRADICIONALES EN DOÑANA

A pesar de que algunos de los usos tradicionales como la recolección de huevos de gallereta (así se le llama localmente a la focha), la caza de linces, zorros y lobos (al ser considerados «alimañas» y perjudicar la caza) afortunadamente han ido desapareciendo, otras como la ganadería vacuna y caballar, la pesca, la apicultura, la construcción de chozas, el carboneo o la recoleción de piñas afortunadamente perduran testimoniando la relación directa del hombre con Doñana. Son estos últimos algunos de los usos tradicionales que no suponen una grave alteración de elementos y sistemas naturales y que hacen que Doñana no suponga sólamente para los autóctonos un obstáculo al modelo de desarrollo del primer mundo codiciado por «casi» todos.

DÓNDE DORMIR EN DOÑANA

Para dormir en Doñana te sugiero alojarte en la aldea de El Rocío o en la playa de Matalascañas. Más bien la primera opción, alojarte en El Rocío, ya que es mucho más auténtico. Las opciones son las de siempre: hotel, hostal, apartamento o camping. Una buena idea es alojarte en bungalows o acampar en tienda en el camping «La Aldea», en El Rocío, con unos excelentes servicios. Existen otras buenas opciones en El Rocío, como por ejemplo dormir en una casa rural u hotel como el Hotel Toruño o en La Fonda del Rocío que son bastante buenos y con vistas a lo que los almonteños llaman la «Madre de las Marismas», aunque si vas con el presupuesto algo ajustado mejor olvídalo. Eso sí, acércate por la mañana temprano hasta el bar Las Marismillas, justo en la carretera que cruza El Rocío para tomar uno de sus cafelillos mientras vives de cerca el mundo marismeño y también, con suerte, pajarero. Cada mañana los naturalistas de Doñana tienen aquí su punto de encuentro, por lo que si sientes pasión por la naturaleza puedes pasar un rato agradable con ellos y por que no, acompañarles durante su jornada de trabajo. ¡¡¡No lo olvidarás en la vida!!!

Listado de hoteles baratos en El Rocío

Booking.com

LAS MEJORES ZONAS PARA VISITAR DOÑANA

Doñana posee decenas de lugares que merecen ser visitados. Muchos de ellos puedes conocerlos por tu cuenta y sin necesidad de pagar un Euro, pero también hay empresas turísticas que hacen muy buenos recorridos por Doñana y que lógicamente sí has de pagar. En cualquier caso, te propongo las siguientes visitas.

1. Raya Real en el Coto del Rey

Un paseo por el camino de la Raya Real (cerrado al transito de vehículos a motor) en el Coto del Rey, entre pinos piñoneros, alcornoques, acebuches y lentiscos, es sin dudas la mejor de las maneras de aventurarte en Doñana. Esta ruta puedes empezarla desde el Puente del Ajolí, que se encuentra a escasos 500 metros de la aldea del Rocío. Si realizas este recorrido, con suerte podrás ver alguno de los últimos linces ibéricos de Doñana en la zona conocida como Matas Gordas. Yo la he tenido en algunas ocasiones…

2. Centro de visitantes Cerrado Garrido

Otro de mis lugares favoritos de Doñana es la zona norte, donde se encuentra el Centro de Visitantes José Antonio Valverde, también conocido como Cerrado Garrido, topónimo de la zona. La ruta es exclusivamente por la marisma, por lo que es la excursión por excelencia para los amantes de la ornitología. Puedes hacer el recorrido por tu cuenta en vehículo motorizado, pero te sugiero que sea 4×4 a menos que no quieras dejarte decenas de tornillos por el camino (en función de las lluvias). Desde el interior del centro de visitantes podrás contemplar espléndidas panorámicas de su lámina de agua y de las especies que la frecuentan y anidan: moritos, cangrejeras, avetorillos, garzas imperiales y reales… ¡Todo un espectáculo de naturaleza y vida! Puedes acceder desde Villamanrique de la Condesa, Villafranca del Guadalquivir o Puebla del Río, aunque si te alojas en El Rocío la mejor opción es la primera. Llegar al Centro de Visitantes no es tarea sencilla y debes tener en cuenta que una vez en las marismas del Guadalquivir no encontrarás a quién preguntarle, aunque ya comienza a haber indicaciones.

La visita a Cerrado Garrido también puedes hacerla con algunas de las empresas de naturaleza situadas en El Rocío. Conozco las de Doñana Tours y Doñana Reservas (esta última es la antigua Doñana Ecuestre). Estas excursiones te permitirán ir directamente a Cerrado Garrido desde El Rocío cruzando la Raya Real (ya comenté que por tu cuenta no puedes pasar en vehículo motorizado por la raya Real), sin necesidad de ir pues a Villamanrique de la Condesa, y con posibilidades de ver el lince ibérico.

3. Sendero Laguna del Jaral

Otra de las buenas opciones para conocer Doñana es adentrarte en el frente dunar del Acantilado del Asperillo haciendo el sendero de Laguna del Jaral. Es una de mis rutas favoritas y tiene un final sorpresa que prefiero no comentarte y que lo descubras tú en persona. El punto de inicio de recorrido comienza a unos 7 kms en la carretera A-494 Matalascañas sentido Mazagón. El sendero comienza en el margen izquierdo de la carretera. Te dejo un mapa y algunas imágenes. Llévate el bocata y el agua. Una vez concluyas la ruta no querrás irte de allí.

4. Cuesta de Maneli

Tambien en el frente dunar del Acantilado del Asperillo puedes ir a la Cuesta de Maneli, que a través de un sendero de unos cientos de metros llegarás a una playa virgen a la que en función de la época que vayas la encontarás llena o no de visitantes. El lugar es un espectáculo de contrastes, con toda una gama de colores ocres y rojizos. El acceso está igualmente en la A-494 (Matalascañas sentido Mazagón), pasado el cruce de Laguna del Jaral y también a mano izquierda. Tiene un amplio aparcamiento junto a la A-494, por lo que no tendrás dificultades para encontrarlo.

5. Arroyo de La Rocina

Los senderos del arroyo de «La Rocina» se encuentran a escasos 200-300 metros de El Rocío. Es otra buena zona para pasear por uno de los arroyos de mayor importancia en los procesos hidrológicos de la marisma de Doñana. La Rocina dispone de varios observatorios de aves y un centro de interpretación. Es un magnífico lugar para la observación de anátidas y zancudas y excelente para ver aguiluchos laguneros. Os dejo un plano de la zona y un par de fotos tomadas desde uno los observatorios. En el plano, el punto rojo es la entrada y el centro de visitantes. Los rectángulos celestes son los observatorios.

6.Palacio del Acebrón

Desde La Rocina parte la pista que conduce hasta el Palacio del Acebrón. Merece muchísimo la pena, es más, te obligo a recorrer el sendero que parte desde el lado derecho del aparcamiento hasta el monumental Palacio. El sendero se adentra en un frondoso, idílico y bello bosque de rivera y el charco del Acebrón, creado por el arroyo de Las Rocinas. Al finalizar podréis visitar el interior del Palacio, donde puede verse una exposición de utensilios y costumbres de los antiguos habitantes de la zona. Sube a la azotea. Desde allí tendrás una excelente vista panorámica de este rincón mágico de Doñana.

7. El Acebuche

Ya como último rincón de Doñana quisiera hablaros de El Acebuche. Desde El Acebuche parten varios senderos a pie que conducen a observatorios de aves. Mira el plano.

Pero además, el Acebuche es el punto de referencia para las visitas guiadas a Doñana. Desde el Centro de Visitantes parten los vehículos que hacen en mi opinión la visita más completa de todo el parque. Un recorrido en 4×4 de unos 70 kms que te recomiendo encarecidamente. La visita es gestionada por la Sociedad Cooperativa Andaluza Marismas del Rocío. Durante el recorrido atravesarás la playa de Castilla (llamada así a la playa de Doñana, con su torre carbonero, una de las 11 torres almenaras mandadas a construir en el s. XVI por Felipe II entre la desembocadura del Guadalquivir y el Guadiana para vigilar los ataques de los piratas berberiscos y que en la actualidad es además refugio de una pareja de halcones peregrinos), las dunas moviles, la marisma, la vera (ecotono o zona de transición entre la marisma y las arenas estabilizadas o cotos), el bosque y la zona de matorral. La excursion hace varias paradas, entre ellas una visita al poblado de la Plancha (situado frente a la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda) y otra en las dunas moviles de Doñana, un excelente lugar para poner a prueba tu potencial atlético, sobre todo el salto de longitud.

Si quieres hacer la VISITA OFICIAL PARQUE NACIONAL DOÑANA haz click en este enlace para reservar.

El acceso a El Acebuche se encuentra en el km. 12 de la A-483 entre El Rocío y Matalascañas. Continuando aproximadamente 2 kms. por una pista asfaltada se llega a un amplio aparcamiento junto al Centro de Visitantes.

Booking.com