Faro, Algarve

Ahora que asoman días más largos, que el sol comienza a calentar más tímidamente y que a todos nos apetece una escapada de fin de semana voy a hablaros de Faro, uno de mis últimos grandes descubrimientos en el Algarve portugués.

Faro es una ciudad que ha sabido conservar su legado natural, su patrimonio arquitectónico y sobre todo, la esencia del pueblo luso. Aunque ya la habia visitado fugazmente años atrás en un par de ocasiones, no fue hasta hace unos días cuando nos animamos (sin los peques) a visitar con parsimonia algunos de los mayores tesoros de la capital del Algarve.


Cidade Velha, Algarve

Faro es una ciudad que erroneamente suele ser pasada por alto cuando se decide viajar al Algarve y que por lo general, debido a la existencia de su aeropuerto internacional, sólo suele ser tenida en cuenta como puerta de entrada a esta región que se sitúa en el sur de Portugal que tanto enamora y seduce al mundo.

Para descubrir los encantos de Faro hay que perderse caminando por su Cidade Velha (también conocida como Vila Adentro), pasear por la orilla de la ría Formosa junto a la muralla, visitar sus museos para conocer la historia y las costumbres más ancestrales, tomar una de esas diminutas tazas de su rico café que tan bien preparan nuestros vecinos portugueses y degustar su más exquisita gastronomía. Sólo de este modo podrás conocer los muchos secretos del enorme legado natural, histórico y cultural de esta adorable ciudad llamada en sus orígenes Ossonoba.


Plaza de la Catedral de Faro, Algarve

¿POR QUÉ VISITAR FARO?

– Porque es una ciudad que ha conservado su encanto tradicional, principalmente en su Vila Adentro (el casco histórico).

– Por ser una de las ciudades más auténticas del Algarve.

– Por ofrecer la exquisita comida tradicional algarvía a un precio razonable.

– Por ser punto de partida de visitas turísticas en barco por el Parque Natural de la Ría Formosa y para llegar a paradisiacas playas de fina arena y aguas verde-azuladas.

Hermoso casco histórico

De entre todo el rico patrimonio cultural existente, Faro presume del Arco de la Villa (Arco da Vila en portugués, declarado Monumento Nacional), todo un símbolo de la ciudad de Faro. Este portal monumental, construido sobre una de las puertas medievales de la muralla, marca la entrada a la Vila Adentro, uno de los cascos históricos más bonitos y singulares de todo el Algarve.


Faro, Algarve

En el casco histórico de Faro me llamó mucho la atención la Plaza de la Catedral (Plaza Largo da Sé). En ella lucen la Catedral de Faro, el Seminario y el Palacio Episcopal. Desde lo más alto del campanario de la Catedral pueden disfrutarse de unas vistas asombrosas tanto de la ciudad como del Parque Natural de la Ría Formosa.


Plaza de la Catedral de Faro, Algarve


Ría Formosa desde la Catedral de Faro, Algarve

Una de las mayores sorpresas de nuestra escapada algaravía fue el Convento de Nuestra Señora de la Asunción, que se localiza la Plaza Alfonso III. En el interior del convento se localiza el Museo Arqueológico Infante Dom Henrique que muestra con orgullo su pieza más valiosa: el Mosaico del Oceano.


Convento de Nuestra Señora de la Asunción, Faro, Algarve


Museo de Faro, Algarve

Auténticas joyas arquitectónicas

De entre las joyas arquitectónicas situadas cerca de la ciudad de Faro destaca el Palacio de Estoi, el mejor ejemplo de la arquitectura del Romanticismo existente en todo el Algarve. Aquí estuvimos deambulando durante casi dos horas para disfrutar tanto del lugar en sí (palacio y jardín) como del rico café que nos tomamos para acompañar unas sabrosísimas tostadas de mermelada de Ceu-da-Boca en este día de radiante cielo azul en compañía de amigos portugueses.


Palacio de Estoi, Algarve

Este edificio está situado en la pequeña ciudad de Estoi, a 10 km de Faro, y es actualmente un hotel de lujo que forma parte de la red de Pousadas de Portugal. Si deseas alojarte allí consulta este enlace.

Encuentra las mejores ofertas de hoteles en Faro.

Naturaleza en estado puro

Navegar por la ría Formosa y bajarnos en la Isla Desierta (Ilha Deserta, en portugués) de aguas azules y fina arena blanca puso el broche de oro a nuestro viaje a Faro. Nuestro paseo en el barco de Animaris por los canales de la ría nos hizo dar mil suspiros de admiración contemplando los hermosos paisajes de este increíble humedal mientras disfrutábamos con el vuelo de espátulas, tarros blancos, ostreros, charrancitos, garzas y decenas de especies de aves más.

Parque Natural de la Ría Formosa

Abarca 18.000 hectáreas y está protegido del mar por cinco islas barrera (Isla Barreta también conocida como Isla Desierta, Isla de Culatra, Isla de Armona, Isla de Tavira e Isla de Cabanas) y dos penínsulas (la península de Ancão, más conocida como Isla de Faro y la Península de Cacela.


Ría Formosa, Algarve


Isla Desierta, Algarve

Deliciosa gastronomía

Un artículo de Faro quedaría incompleto si hablar de su gastronomía. En Faro, además de poder degustarse los tradicionales platos de la cocina algarvía (cataplana, arroces de marisco, etc.) es muy recomendable saborear la sopa de pescado y el arroz de navaja. Los postres del Algarve están deliciosos, y suelen tener como ingredientes a los higos, almendras y algarrobas.


Cataplana en el Algarve

Dónde comer en Faro. Nosotros tan sólo conocemos el restaurante “Tertulia Algarvía” de Faro, que se sitúa en pleno corazón de Cidade Velha. Allí elaboramos (sí, la hicimos nosotros, tal y cómo leéis) y disfrutamos de una cataplana acompañado por ricos vinos blancos de Lagoa. En la Isla Deserta degustamos unas extraordinarias ostras en el “restaurante Estaminé”. Este último restaurante es el único existente en la isla y de él os hablaré en el artículo que dedicaré dentro de unas semanas a la Ilha Deserta.


Restaurante Estamine, Isla Desierta, Algarve

¿CUÁNTOS DÍAS NECESITO PARA CONOCER FARO?

Nosotros recomendamos 2-3 días, y organizarse este tiempo para descubrir pausadamente cada una de las maravillas que se esconden en Cidade Velha y su entorno, saborear una deliciosa cataplana, tomar unos ricos cafés portugueses, acercarse al pintoresco pueblo de Estoi, navegar por el Parque Natural de la Ría Formosa y pasar una mañana o tarde en la Praia de Faro o en la Ilha Deserta.

Esto es muy en resumen algunos de los muchos atractivos de Faro. En próximos artículos os mostraré con más detalle los mayores encantos de la ciudad, muy especialmente los del interior de Cidade Velha o Vila Adentro, pero también os hablaré en otros artículos de la agradable y acogedora Estoi, del Parque Natural de la Ría Formosa y cómo no, de una de las playas merecedora de ser incluida en nuestro artículo “las mejores playas del Algarve”, Ilha Deserta. Tal vez de este modo te animes a visitar esta zona de la región del Algarve que tanto nos maravilla y atrapa a nosotros.


Booking.com

¿Quieres realizar este viaje por libre de una forma económica?

Encuentra las mejores ofertas de hoteles en Faro.

Alquila un coche en Faro al mejor precio.

Encuentra los vuelos más baratos a Faro.

Si te apetece hacer una excursión en barco por la Ría Formosa junto a Faro o si tienes previsto visitar también Lisboa y Oporto y no quieres complicarte con los preparativos puedes reservar visitas guiadas en español o inglés a muy buen precio en este enlace.

Contrata el mejor seguro de viajes y obten un 5% de descuento por ser lector de naturalezayviajes.com.

La mejor Guía de viaje a Algarve y Portugal, Lonely Planet

– Más información en las webs oficiales de la Cámara Municipal de Faro, Turismo de Algarve y Turismo de Portugal.

Si te ha gustado el artículo,ayúdanos a compartirlo en tus redes sociales. Este otro artículo del Algarve lo publiqué hace un tiempo. ¿Te animas a leerlo? «Tavira, la ciudad con más encanto del Algarve portugués«.


Tavira, Algarve