Nyhavn, Copenhague
Puerto de Nyhavn, Copenhague-Dinamarca. Foto. Judith Rivero, travellingdijuca.com

Al fin llega nuestro gran viaje del año, Copenhague y Estocolmo, dos de las más hermosas ciudades bálticas.

Decidirnos por este destino ha sido toda una odisea, máxime teniendo en cuenta que viajaríamos con niños pequeños, concretamente con un bebé de 5 meses y un grandullón de 2 añitos. Hasta ahora, la grata experiencia viajando con quién por aquel entonces era mi único hijo me animaba a seleccionar nuevos destinos incluso más exigentes. Los viajes a Amsterdam, Portugal o País Vasco me enseñaron que viajar con niños es posible además de enriquecedor. Viajar con niños te hace ver cosas que antes pasaban desapercibidas, y sobre todo, te llena de nuevas emociones. Ya no quiero ir a prisa y corriendo para verlo todo. Jugar, descansar a la sombra de un viejo árbol en un parque, darle una patada a un balón, hacer decenas de carreras de 25 metros lisos con mi hijo, no tener el síndrome de la muñeca (mirar el reloj) son nuevas experiencias que se suman a mis ansiadas visitas a los Parques Nacionales o algunos museos. Estás nuevas aventuras han llegado a nuestras vidas y por tanto han cambiado nuestra forma de vivir y disfrutar los viajes.

Plaza mayor de Gamla Stan, Estocolmo-Suecia. Foto: Wikipedia

Estuvimos muy cerca de decidirnos por Noruega o Islandia, dos países con un enorme potencial de naturaleza, pero dados los grandes desplazamientos que tendríamos que hacer en cualquiera de las dos opciones decidimos esperar unos años hasta que nuestros dos bellos diminutos no requiriesen de atención absoluta. Tampoco consideramos adecuado agotarles encerrados curvas a la derecha e izquierda durante largas horas en coche.

Para nuestro viaje a Copenhague y Estocolmo hemos contado con la colaboración de la marca mallorquina Bestard, calzado que desde hace más de 20 años me acompaña durante mis jornadas de campo. Es la marca ideal para quienes buscamos los máximos niveles de confort, duración, seguridad y funcionalidad en la realización de nuestras actividades.

Como siempre, a nuestro regreso os contaré qué tal nos ha ido el viaje de 9 días por Dinamarca y Suecia con pelos y señales. En cualquier caso intentaré robar alguna señal Wi-Fi para ir adelantando algunas fotos vía Facebook, Twitter o Google+, aunque lo mismo cambio de opinión sobre la marcha para estar totalmente desconectado y reponer fuerzas. Las necesito.

¡Ups! Debo dejaros. Salimos en unas horas y hemos de prepararnos.

Listado de hoteles en Copenhague y Estocolmo

Índice del viaje a Copenhague y Estocolmo: